02 jul 2020 Publicado en: Hoy te presentamos
Varela Zarranz innova con el '1888'

Hoy les presentamos 1888: Marselan sin sulfitos, un vino Edición Limitada elaborado en Viña Varela Zarranz por el enólogo Santiago Degásperi, en la excepcional cosecha 2018.

Una cepa diferente: Marselan

Para quienes aún no la conocen, la variedad Marselan es la resultante de un cruzamiento genético de Cabernet Sauvignon y Grenache Noir (Garnacha), creado en Francia allá por el año 1961, y no se encuentra muy difundida en el mundo, más allá de tímidos intentos por algunos osados productores. Su nombre proviene ni más ni menos que de una sutil deformación del nombre Marseillan, un pequeño poblado en el sureste francés donde se intentaron hacer los primeros testeos de plantación.

La planta de esta variedad produce altos rendimientos y además es muy resistente a los hongos y a otras enfermedades comunes de la vid. La uva Marselan posee granos de hollejos gruesos, generando vinos muy frutales y de color muy intenso.

Los vinos sin sulfitos

En vitivinicultura, la utilización de sulfitos es una herramienta necesaria y casi inevitable durante la elaboración ya que este compuesto cumple varias funciones, entre ellas posee capacidad antimicrobiana, antifúngica y antiséptica que previenen la contaminación y el desarrollo de microorganismos no deseados. También funciona como antioxidante evitando la pérdida de características organolépticas del vino.

Cuando un vino no contiene sulfitos (químicamente es SO2), indica que se han respetado todos los procesos naturales, tanto de cultivo como de elaboración. La demanda de vinos sin sulfitos surge de los consumidores que requieren este tipo de productos a partir de una conciencia generada y un cambio en la mentalidad en cuanto al cuidado de la salud ligado al consumo de alimentos naturales y saludables.

1888-x-3.jpg

A partir de su experiencia en una bodega orgánica y biodinámica en California, Estados Unidos, realizada en el año 2011, al enólogo Santiago Degásperi le surge la idea de realizar este tipo de vinificación y elaboración en Uruguay, que solo puede lograrse en años de condiciones climáticas excelentes, como lo fue la vendimia del año 2018.

¿Por qué el vino se llama '1888'?

El vino rinde homenaje a nuestro establecimiento y su fundador Diego Pons, político uruguayo y pionero de la vitivinicultura en nuestro país. En el año 1888 siguiendo los consejos de su amigo Francisco Vidiella, Pons funda su bodega en Joaquín Suárez y la llama Granja Pons, donde comienza su producción de vinos de la mano del enólogo Benno Benedetti, padre del reconocido poeta uruguayo Mario Benedetti.

Diego Pons dejó testimonio de puño y letra de los quehaceres y sucesos de cada vendimia, ya que fue testigo de su larga y pujante historia. Sus manuscritos del siglo XIX han sido conservados por la familia que la adquirió, décadas después de su fundación, dando origen a la que es hoy Viña Varela Zarranz. Por eso es considerada uno de los establecimientos vitivinícolas más antiguos del Uruguay, con 132 años de historia a la que la familia hace honor con el 1888 Edición Limitada.

1888-sola.jpg

Nota de Cata*

Se trata de un Marselan intenso, de complejidad aromática y con gran expresión de la cepa, manteniendo las características varietales. Posee una acidez un poco más elevada que otros tintos, pero esa característica ayuda a preservar su estructura y potencial de guarda. Para su consumo se recomienda trasvasar a un decantador o darle unos minutos en copa para que logre oxigenarse y expresar al máximo su interesante potencial.

* Nota de cata de la sommelier Paula Assandri, para Bodegas del Uruguay.


Publicar comentario