21 nov 2020 Publicado en: La pareja ideal
Prosecco: de Italia a Uruguay

El espumoso que es marca registrada de la península itálica está viviendo su década de gloria en Europa y el mundo, y desembarcó en Uruguay de la mano de Pizzorno.

El prosecco es un vino blanco italiano, generalmente un vino espumante seco o extra seco que hoy en día se elabora principalmente a partir de la variedad de uvas Glera, tambien conocida como "uva prosecco". Esta uva crece en muchas regiones de Italia y en Uruguay se encuentra en poca cantidad, lo que no impidió que Pizzorno Family Estates elaborase su propio prosecco, agregando a la Glera proporciones de Sauvignon Blanc y Ugni Blanc.

tremendo-1280x751.jpg


El mercado de los espumosos tiene tres grandes proveedores mundiales: Francia, Italia y España. Al frente en ventas se encuentra Italia con su prosecco y a gran distancia le siguen el cava en segundo lugar y el champagne el tercero en botellas comercializadas. En 2017 se exportaron 156 millones de botellas de cava (117 millones de litros), frente a los 149 millones de champagne (112 millones de litros) y el prosecco alcanzó los 273 millones de botellas (205 millones de litros).

Pero si hablamos de precio, el prosecco es el más barato, pues su método de elaboración es bastante más simple y por consiguiente los costos hacen que llegue al mercado mundial en promedio a menos de 4 euros la botella. Básicamente, se usa el método de tanque o charmat, donde se reemplaza la segunda fermentación en botella con la inyección de gas para generar las burbujas. Sin embargo, como está hecho con uvas altamente aromáticas, este método permite que esos aromas frutales y florales brillen, y literalmente hagan efervescencia, en el producto terminado. 

¿Qué significa 'spritz'?

El spritz es un refrigerio nacido en el Friuli Venezia Giulia, en particular en el área de Venecia y de Trieste. Originalmente se obtenía de la mezcla de agua con gas y vino blanco. Con los años ha ido variando la receta original, convirtiéndose en un verdadero aperitivo.
 

louis.jpg


A partir del consumo de vinos gasificados y frizzantes, hubo un resurgimiento de la coctelería, y actualmente en los bares y barras de este país florecen los vermut y otras mezclas que combinan diferentes bebidas alcohólicas con refresco, frutas y sus jugos, y hasta hierbas aromáticas.

El más antiguo de los cocteles creados a partir de un prosecco fue el Bellini, que nació en 1948 en el famoso Harry’s Bar en Venecia, donde un ingenioso barman ideó una bebida que combinó pulpa de duraznos recién procesada con el blanco espumoso por encima de éste.

Pero sin dudas, su consagración mundial se produjo a inicios de 2008 con el furor del Aperol Spritz, que combina prosecco con una bebida alcohólica italiana denominada Aperol cuyo origen se remonta a 1919 (marca registrada actualmente por la empresa Campari). El Aperol deriva de la mezcla de hierbas y raíces (genciana, quina, naranja amarga y ruibarbo) con un 11% de alcohol y un extraordinario color anaranjado vibrante que luce como ninguno en las copas.

aperolpizz-1280x751.jpg

Receta del Aperol Spritz

Ingredientes:
3 partes de Prosecco
2 partes de Aperol
1 splash de soda
2 rodajas de naranja

Se prepara en una copa de vino o en un vaso con hielo. Sirve primero el prosecco, luego las dos medidas de Aperol. Para finalizar colocar la soda. Remover los ingredientes para se mezclen entre sí. Añadimos en el interior una rodaja entera de naranja, y adornamos el borde de la copa con la otra rodaja de naranja.


Publicar comentario