13 nov 2020 Publicado en: Próximos lanzamientos
Desde Carmelo, llegó El Legado

El Legado es una bodega joven que tiene ya fieles seguidores por sus tintos potentes y estructurados. Le damos la bienvenida incorporando sus tres productos más representativos a nuestra familia de vinos.

En una zona rural de la ciudad de Carmelo, muy próxima a la capilla San Roque de Colonia Estrella, Bernardo Marzuca, su esposa María Marta Barberis y sus hijos quisieron recuperar la tradición vitivinícola del papá de Bernardo, replantando viñas y construyendo una bodega. 

De a poco, el proyecto vitivinícola se fue completando con una ampliación de las instalaciones con un patio de tanques de almacenaje, una cava subterránea, y una posada de cuatro habitaciones.

posada.jpg


La impronta de El Legado es recibir a los turistas como si fuesen visitas, instantáneamente el público se siente confortablemente agasajado. La bodega es un lugar para pasar un magnífico día de campo, y quienes pasen por Carmelo no deben dejar de visitarla.

Los vinos

Las cepas que se cultivan desde el principio en El Legado son Tannat y Syrah. Su enólogo, Daniel Cis, logra con estas dos cepas vinos de excelente calidad, corpulentos pero a la vez frutados, de buena acidez y largo final en boca.

Los clásicos reserva son sus monovarietales. El Tannat que tiene la característica de ser el único del país plantado con un sistema de conducción diferente a la espaldera, que se llama cordón vertical. Esto quiere decir que cada vid crece como si fuera un arbolito, con forma redonda, y los racimos reciben al mismo tiempo mucho vigor por la proximidad con el tronco, y la sombra del follaje. 

El Syrah se ha convertido en poco tiempo en uno de los favoritos del público y es considerado uno de los mejores del país. Presenta un color púrpura intenso y pleno, nariz concentrada destacándose frutos rojos maduros, ciruelas y vainilla. Gran carácter, de suaves taninos en un excelente final que habla de su elegancia y personalidad.

El blend Tannat Syrah es su gran reserva, el porcentaje habitual es 80% Tannat y 20% Syrah, y se puede describir en tres palabras: intenso, expresivo y de gran personalidad.  Ciruelas, frambuesas, tabaco y pimienta son los aromas que se presentan en primer plano, con una boca intensa de taninos jugosos pero vivos, y un retrogusto levemente ahumado y con sensación de chocolate amargo muy agradable.

Publicar comentario