14 jun 2022 Publicado en: Información
Degustamos algunos vinos con amigos y clientes

El sábado 11 de junio se organizó una cata de vinos jóvenes, con el objetivo de lograr un nuevo vino de acuerdo a las preferencias de los asistentes.

En Posada Bidieen Inn tuvo lugar este encuentro con amigos y clientes amantes del mundo del vino.

Levadura, miga, panes, tostadas, aceites de oliva y variedades de quesos fueron el sustento de esta sucesión de sensaciones, cepas y bodegas que se presentaron a los diversos catadores y paladares.

Fue una gélida tarde de otoño, el salón nos abrazaba tibiamente para disfrutar aun más de compartir, descorchar y aprender. Mariana, muy encantadora, nos fue contando secretos de cata para los que por primera vez participaban entre curiosos y ansiosos y tímidamente movían sus copas cuidando de que nada se saliera mientras  se descorchaba y nos concentrábamos en servir en cada copa.
Observamos como las lágrimas generaban sus trayectorias sobre el cristal y los aromas se desprendían para anticipar los taninos en boca. 

Rápidamente fueron desapareciendo los panes y quesos, las risas sobresalientes iban acompasando mientras se iban llenando las hojas de cada cata. 
Cada paladar valoró de acuerdo a sus percepciones y gustos, pero todos coincidieron en que es una experiencia para atesorar y repetir. 

Las bodegas presentes fueron seleccionadas por el equipo Senderos ya que el objetivo, el sueño es generar un vino propio, nuestra marca Senderos convertida en un vino joven de cepa o cepas aun a estudio. 

El significado de una Cata se convirtió sin tecnicismos en pasar un muy buen rato conociendo gente que comparte esta pasión. 

Técnicamente catar un vino es someterlo a nuestros sentidos, en particular al gusto y al olfato, para determinar su calidad. Aunque, no hay que olvidar que la vista, el tacto e incluso el oído, también intervienen en la cata. Por eso, catar un vino consiste en analizarlo atendiendo tres pilares: 

  1. - Análisis visual: el color, la transparencia, brillo, intensidad, matices del pigmento y formación de burbujas.
  2. - Análisis de los aromas: frutales, florales, herbáceos, tostados y especiados, valorando su limpieza, complejidad e intensidad.
  3. - Análisis de las sensaciones en boca: acidez, impresiones dulces, astringencia dada por los taninos, materia y cuerpo, equilibrio, persistencia de los aromas, etc.
fotos-saco-gabriela-14.jpegfotos-saco-gabriela-24.jpegfotos-saco-gabriela-23.jpeg

A partir de ahora todos los participantes de la cata, con estas recomendaciones que vivieron ya podrán degustar con atención el vino, apreciando y expresando sus virtudes y sus defectos porque en eso consiste una cata de vino.

Lo mejor es que nos gusten estos vinos y que disfrutemos de una experiencia única ya que cada cata es irrepetible, sensaciones, comentarios, incluso risas que no se repiten.

Gracias a todos los que nos acompañaron en este primer paso, levantamos las copas por muchas catas más. 

Los invitamos a comentar si les gustaría ser parte y que los tuviéramos informados de experiencias como esta.

Si quieren recibir información de catas, suscribirse a nuestro newsletter AQUÍ


fotos-saco-gabriela-13.jpegfotos-saco-barbra-4.jpegfotos-saco-gabriela-20.jpeg


Publicar comentario