07 oct 2020 Publicado en: La pareja ideal
¿Con qué vino maridan las achuras?

Un nuevo mito se derriba, con opiniones que coinciden de expertos en materia de gastronomía y vinos de las dos orillas. En esta nota te vas a llevar una sorpresa.

Los uruguayos comparten con los argentinos la pasión por el asado, si bien reconocen diferencias bastante notables a la hora de elegir los fuegos. También es tradicional que se acompañe con un tinto potente, que será casi con certeza un Cabernet Sauvignon, un Tannat o un Malbec, sea en Uruguay o en Argentina.

Pero buscando un poco más sobre las preferencias de algunos reconocidos personajes del ámbito gourmet, nos quedamos con la boca abierta cuando descubrimos que hay opinión unánime acerca del mejor maridaje para las achuras, y es el vino blanco.

tabla-de-achuras-villegas1-860x4.jpg


Gastón Riveira, cocinero y alma mater de La Cabrera, la parrilla con más onda del vecino país, que está en Palermo, opinó recientemente en un reportaje: "Las achuras se entienden muy bien con cepas como Viognier, Chardonnay y hasta Sauvignon Blanc. En lo personal, aprecio mucho el maridaje entre mollejas y una de estas uvas o, incluso, en compañía de unas refrescantes burbujas. Un vino más ligero o liviano “barre” la grasa de esta clásica entrada nacional. Sería un acuerdo por contraposición".

Para Joaquín Hidalgo, el periodista argentino de Vinómanos que frecuenta nuestras tierras, "toda parrilla que se precie ofrece un surtido de delicatessen. Cualquiera sea el caso, hay que saber que desde riñones a chorizos, y contra todo lo que rece el pedigrí asadero desde Martín Fierro a la fecha, los mejores vinos son los blancos. Mejor si es un Sauvignon Blanc o Chardonnay del año. Lo que manda es la frescura chispeante, su intensidad frutal y el absoluto contraste con las achuras".

Por su parte, Paz Levinson, sommelier argentina que hoy se luce en Europa, nos dice que "si hay mollejas, achuras, prueben con un Torrontés de gama media alta. La molleja con este vino realza sus sabores, baja la sensación grasa en la boca, simplemente queda muy bien".

el-gran-conocedor-2.jpg

En Bodega Garzón, donde impera el mayor exponente mundial de los fuegos, Francis Mallmann, por idéntico motivo, nos recomiendan: "Si es un asado completo, con mollejas, chinchulines vacunos o de cordero, aunque parezca mentira, lo mejor es un Garzón Albariño o un Garzón Pinot Grigio, ya que la frescura y acidez de las cepas baja la sensación grasa de la boca. Luego los tintos harán su trabajo con los cortes de carnes rojas".

En uno de los encuentros gastronómicos de Club Placer, que dirige Titina Núñez, ella presentó unas mollejas doradas con salsa de maracuyá y brotes, y las acompañó con un blanco de la variedad Verdejo, proveniente de una bodega del centro de nuestro país.

En Senderos del Tannat tenés para elegir y seguir las opiniones de estos expertos una amplia gama de vinos blancos de las variedades que ellos eligieron: Torrontés, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier y Albariño.

Pero también...

Esa rubia debilidad, la cerveza, también tiene su espacio para quienes prefieren el fresco burbujeo de una birra a lo largo de todo un asado. Aquí, los expertos recomiendan: "En caso de que estés pensando en una parrillada con achuras, debes procurar abastecerte de cervezas de buen cuerpo, ricas en malta y lo suficientemente amargas como para emparejarse con los sabores ahumados de las carnes asadas al carbón".

Tentate con las cervezas artesanales de Fiesta Pagana y elegí la que más te guste: Tropical Neipa, Ale Jack o Amber Ale.

Por último, si ya estás eligiendo tu cerveza o tu vino para el próximo asado del fin de semana, sea blanco, rosado, o tinto, no te olvides de que en Senderos del Tannat tenemos unos exquisitos chimichurris que nos ofrece Mande Patrón en dos sabores: tradicional y picante.

semilla-ande-mande-patron.jpg

Publicar comentario